News


 

Elegir envases de cartón para comercializar frutas y hortalizas ahorraría 90 millones euros al año a la agricultura de Murcia, según PROEXPORT

Elegir envases de cartón para comercializar frutas y hortalizas ahorraría 90 millones euros al año a la agricultura de Murcia, según PROEXPORT

La diferencia frente a envases de plástico reutilizable varía entre 48 y 115 céntimos de ahorro por caja comercializada según el producto analizado
 

Las empresas hortofrutícolas murcianas pueden ahorrar hasta 90 millones de euros al año con el empleo exclusivo de envases de cartón ondulado para la comercialización de sus productos frente a la hipótesis de usar sólo embalajes reutilizables de plástico. Un exhaustivo estudio realizado por PROEXPORT en sus empresas asociadas ha demostrado la rentabilidad tanto económica como medioambiental que para el productor supone la elección de envases de cartón ondulado en frutas y hortalizas.

El presidente de los productores-exportadores hortofrutícolas murcianos, Juan Marín, ha destacado la importancia que para las empresas agrícolas supone la elección del envase, puesto que “de ello depende en parte la rentabilidad de nuestras frutas y hortalizas y, por ello, debemos reflexionar junto con la distribución las repercusiones tanto económicas como medioambientales que supone esta elección”. PROEXPORT ha presentado las conclusiones del estudio durante la jornada Claves de rentabilidad y sostenibilidad en el embalaje hortofrutícola, realizada con el apoyo de Caja Mediterráneo y que ha sido inaugurada hoy en Murcia por el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, quien ha señalado que “cambiar un embalaje de plástico reutilizable por uno de cartón ondulado supone un avance importante por el ahorro económico, aumentando así la competitividad de las empresas, y por los beneficios para el medioambiente”.

El estudio “muestra las diferencias económicas derivadas del empleo del envase de cartón (reciclable) frente al de los pool de cajas de plástico (reutilizables) para los cinco productos analizados (brócoli, alcachofa, lechuga, pimiento y melón) en el ámbito de la cadena de suministro directamente gestionada por el envasador”, señala el responsable del informe, Miguel Ángel Martín, socio director de Apoyo Logístico Personalizado S.L. y ex director de Logística de Continente y del Grupo El Árbol. Concretamente, el envasador puede ahorrar entre un 8 y un 15% de su facturación utilizando cartón ondulado en lugar de plástico reutilizable en sus envases, lo que supone entre 48 y 115 céntimos de euro por caja comercializada, dependiendo del producto analizado. O lo que es lo mismo, las cajas de plástico reutilizable resultan, para el envasador, un 13%-47% más caras que las de cartón. 

Respecto a la repercusión medioambiental de los embalajes, el profesor Pedro Videla, de la Escuela de Negocios del IESE (Universidad de Navarra), resaltó que los de cartón ondulado emiten la mitad de CO2 que los de plástico reutilizable, con lo que “su sustitución equivaldría a la retirada de la circulación de 78.518 automóviles”.

A pesar de ello, los productores presentes en la jornada aseguraron que, independientemente de su rentabilidad o sostenibilidad, la elección del embalaje viene determinada por los clientes. La respuesta de los expertos fue contundente, “si el plástico gana cuota es por una razón: la discutible práctica comercial de los pools de cajas de plástico que incentivan económicamente al distribuidor a cambio de que éste imponga sus cajas a sus proveedores de productos frescos”.

También para José Cabrera, presidente de JC Consejeros, “el cartón ondulado es el embalaje sostenible por excelencia”. En su presentación argumentó por qué “un producto saludable y ecológico no puede estar envasado en un material que no lo sea”. E ilustró con su experiencia en el mundo hortofrutícola que “los ahorros que ofrece el cartón al envasador pueden marcar la diferencia y salvar una campaña”.

Ante la realidad de las cifras presentadas, PROEXPORT insta a abrir un diálogo en el sector, entre los productores hortofrutícolas y sus clientes para promover, junto con el apoyo de la Administración, el uso de embalajes sostenibles.